domingo, 24 de abril de 2011

Monstruos con tomate y bechamel

Hoy estábamos mi marido y yo delante de la nevera decidiendo que hacer de comida, algo que los niños comieran bien, normalmente no tenemos problemas para que coman, pero.. tienen sus días, cuando me mira mi marido, me sonríe y me dice :
.- ya lo tengo, vamos a preparar Monstruos.... jejeje
y yo le sugiero la salsa
.- vale con tomate y oregano y cubierto de bechamel

y dicho y hecho:

Ingredientes:
2 paquetes de salchichas
Espaguetis
Tomate frito
Orégano
Bechamel

Se pinchan los espaguetis en seco en las salchichas de forma que salgan por los lados a modo de patas de monstruo.
Se pone agua con sal a hervir, y se añaden los monstuos, cuando la pasta esté blandita (eso va al gusto, a nosotros nos gusta al dente) se saca y se coloca en los platos de forma que queden las "patitas" bien a los lados, en el plato hemos puesto previamente un base de tomate frito y oregano.

A continuación cubrimos con la bechamel (opcionalmente se puede gratinar con queso rallado)

A los niños les hace mucha gracia eso de ser ellos los que vayan a comerse a los monstruos, así que matamos dos pájaros de un tiro, tenemos una comida divertida y rica y por otro lado le perdemos el miedo a los monstruos porque ahora somos nosotros quienes nos los comemos.. ñam ñam ñam..
Es pero que os haya gustado. Buen provecho.

Torrijas de leche

Después de mucho tiempo sin escribir por diversos motivos, que ahora no vienen a cuento, os traigo una receta que prácticamente tod@s conocereis, las famosas torrijas de leche.

Ingredientes:
1 barra de pan del día anterior
3/4 l de leche (pero esto se va viendo según necesite)
azúcar al gusto (siempre pensando que tiene que quedar dulcito)
canela en polvo
huevo

Partimos la barra de pan en rebanadas de un par de centímetros aproximadamente

las remojamos dejando que se empapen bien en la leche con azúcar y canela

batimos el huevo y ponemos el aceite a calentar

Una vez estén bien empapaditas las rebanadas de pan, las pasamos por el huevo y las freimos en el aceite  bien calentito, las colocamos en una fuente y ahora tenemos varias opciones
1.- se prepara un almíbar ligero calentando agua y azucar y bañamos las torrijas con ello.
2.- les ponemos miel a las torrijas
3.- bañamos las torrijas con un vaso de leche con azucar y canela.
Yo normalmente las hago con el almíbar, pero esta vez me decanté por el vaso de leche con azucar y canela que es como las hace mi suegra.

Os aseguro que estaban riquísimas, de hecho a mis hijos no les duraron un asalto, si me descuido ni las pruebo.

Espero que os guste.