lunes, 8 de agosto de 2011

Pimientos de Padrón

Esta mañana he bajado al mercadillo y, entre otras cosas, he comprado pimientos de padrón, que me han servido para acompañar unas chuletitas, los de hoy no eran particularmente picantes, pero ya sabeis "los pimientos de padrón unos pican y otros no".
Lo que mucha gente no sabe es la historia de este acompañamiento tan rico, así que os lo cuento.

Los pimientos de padrón provienen del chile, como los jalapeños, y fueron importados a Herbón (por eso tambien se les conoce como pimientos de Herbón, zona en la que mayor cultivo hay) por unos monjes franciscanos. Al adaptarse esta pimentera al clima gallego resultaron más pequeños que los originales que trajeron de sudamérica.

En Herbón se celebra la Fiesta del Pimiento de Padrón el primer sábado de agosto desde el año 1978, los vecinos y vecinas fríen kilos de pimientos y se invita a los turistas y locales a una degustación gratuita en las inmediaciones del convento franciscano de Herbón, tambien hay actuaciones musicales y una procesión de tractores adornados para la ocasión.

Existe incluso una Orden del Pimiento de Herbón, y sus damas y caballeros realizan un juramento donde prometen que comerán siempre los auténticos pimientos de Padrón y los defenderán y promocionarán allá donde vayan.





6 comentarios:

  1. Hola guapa, he visto tu blog y con tu permiso me quedo por aquí para poder visitarte, quieres?
    Besitos de lascomidasdecarmen

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, bienvenida a mi cocina

    ResponderEliminar
  3. hoooooooolaaaaaa gracias quedarte en mi blog !!!! mira así he podido conocer el tuyo !!! yo también me quedo ahhhhhhhh y gracias por felicitarme x el embarazo. Besotess

    ResponderEliminar
  4. Hola Kiu, he llegado aqui de casualidad y he estado curioseando. Me quedo por aquí acompañándote y estaré pendiente de tus recetitas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Hola niña. Me ha encantado la historia de los pimentos.
    Precisamente hace unas dias que me regalaron unos cuantos, y han salido de lo mas finos...
    Yo los hice en tempura, y la verdad es que quedaron muy ricos, pero cuando salia un picante; es tremendo.
    He pasado por tu blog, y creo que con tu permiso, me quedo visitando tus cositas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Curiosa historia ,la verdad es que me encantan pero como cojas uno valiente te acuerdas un buen rato del pimientito ja ja,
    me quedo por aquí, besos.

    ResponderEliminar